En cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012 le informamos de que esta web utiliza cookies.   ·   Más información   ·   Condiciones de Uso   ·   Aceptar  
     

14.06.2011 • 19:09 — Por  [Discos, Música, Reseñas ]

six-organs-asleep“The New Age people call it Folk; the Folk people call it New Age, but it is really neither. It’s transitional. The style is derived from the country blues and string band music of the ’20s and ’30s, however much of the music is contemporary.”

– John Fahey sobre el Primitivismo Americano.

Ahora el mismo dilema, solo que lo llaman avant-folk. No sé qué tiene esto de vanguardia. Amigos, lo que ayer era vanguardia hoy es retaguardia y mañana será muerto por la flecha del destino, siempre impregnada en un veneno amnésico.

Quizá el estilo sí era vanguardia cuando John Fahey se inventó la muerte de Blind Joe en el 59, Robbie Basho pensó en futuros himnos de pueblos orientales con el “The Seal of the Blue Lotus” en el 65 o un Leo Kottke pre tendinitis nos sorprendió y ganó a través de su martilleante estilo con “6 and 12 string guitar” en el 69, todos ellos publicados por un sello cuyas ediciones podrían ser la banda sonora de La Biblia y otros compendios religiosos: Takoma Records.

Sabemos que Drag City acogió a un Fahey vagabundo, ya sin propiedad sobre su sello, sin ex-mujeres, ni dinero más que para sobrevivir y editó la última parte de sus obras que son dos libros titulados “How Bluegrass Destroyed My Life” y “Vampire Vultures”, difíciles de encontrar distribuidos en este país. Drag City siempre ha editado joyas, el nuevo de Six Organs of Admittance es una más. Ben Chasny no es un mero seguidor de todo aquello, es alguien que sigue escribiendo y añadiendo páginas a la historia de aquella música, de ésta música Primitivista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



© Víctor Fuertes Fuertes 2018. Gracias a w.org.